Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Volver a la lista

Malas empresas de remates bancarios y judiciales. 

Antes que nada, agradecemos a todos los interesados en nuestro apartado de análisis con respecto a la actividad de diversas empresas que ofrecen remates judiciales y bancarios. 

Nos interesa abordar el tema de aquellas compañías que operan de manera incorrecta, ineficaz e inescrupulosa, sin dirigirnos hacia alguna de ellas en particular. Es decir, hablaremos sobre prácticas que reprobamos en tanto conllevan resultados negativos para el cliente. 


Luego de concluida nuestra investigación de campo, podemos referir los siguientes casos. 

CASO 1. Empresas que no tienen acceso a cartera bancaria y piden anticipo 

Existen empresas que publican listas de propiedades con precios inverosímiles. También piden enganches y anticipos dirigidos a particulares, con el pretexto de tratarse de inmuebles de alta demanda, a la vez que orillan a sus clientes a firmar contratos cuyos beneficios son únicamente para ellas y evitan u obstaculizan cualquier acción legal en su contra. 

Este tipo de empresas jamás aclaran si se trata de un remate judicial o bancario. Peor aún, si mencionan el tipo de remate, inventan procesos inexistentes en el marco legal. 

Al respecto puedes consultar nuestra sección de proceso legal: http://rematesjudiciales.com.mx/proceso#ul-id-0-4 y de manera complementaria, el Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, que regula a partir del artículo 564: http://info4.juridicas.unam.mx/adprojus/leg/10/346/589.htm?s= 

Ningún banco o juzgado civil permite el pago de enganches o totalidades a particulares. Si se trata de un remate judicial, los pagos se dirigen a un juzgado y se consignan ante BANSEFI S.N.C.; en el caso de remate bancario, los pagos se depositan, transfieren o liquidan con cheque a una cuenta del banco vendedor. 

Usualmente estos despachos no tienen lo que venden y el cliente obtiene únicamente problemas para recuperar su dinero o pérdidas monetarias.

CASO 2. Empresas que tienen acceso a cartera y piden anticipo 

Hay empresas que también piden enganches, pero sí cuentan con acceso a una cartera bancaria. Lo que éstas hacen, es utilizar el dinero del comprador, adquirir el remate a su nombre y vender la propiedad al propio cliente con un precio elevado. 

Si bien aquí la operación sí se concreta, el problema radica en que se utiliza el dinero del comprador en una operación terciada para generar ganancias apócrifas para la empresa, derivadas de un alza en el precio real. 

El único modo de evitar este proceso truculento consiste en acudir con expertos que ofrezcan operaciones directas: del banco al comprador final. 

CASO 3. Empresas que se sirven de abogados ajenos para culminar el proceso 

Muchas de las personas dedicadas al negocio que nos atañe, desconocen los procesos y consecuencias legales aunados a una compra. Un abogado sin conocimiento y cuya labor no se constata, no suele responder ante su negligencia, y la empresa simplemente se lava las manos, se desentiende de cualquier consecuencia jurídica.

Es de vital importancia que el respaldo jurídico contratado por el comprador esté constituido por personal experto que conduzca el proceso con éxito hasta lograr la posesión de la propiedad. 

CASO 4. Empresas que prometen tiempo de entrega

Un proceso legal atraviesa distintas etapas. Aunque existen tiempos estimados, la ley no determina claramente la duración de las mismas, y esta es sumamente variable. Por tanto, podemos afirmar que quienes te ofrecen comprar remates judiciales o bancarios con la promesa de un lapso definido, desconocen las leyes correspondientes. 

Es muy importante tener claro que este tipo de operaciones requiere tiempo y dedicación para concluirlas de modo satisfactorio. 

En la compra específica de remates bancarios, cada banco tiene su forma de vender y sus respectivos procedimientos. Por mencionar, en algunos bancos, el solo hecho de cerrar la operación implica algunos meses; en otros, casi la totalidad de la transacción avanza en menos de una semana. 

CASO 5. Empresas que no te explican los gastos que hay qué hacer 

Cada tipo de operación tiene sus gastos determinados. Algunas empresas no explican sobre tales, lo que mañosamente toma a los clientes por sorpresa. Para evitar esto, el vendedor debe informar al comprador los siguientes conceptos: 

  • En un remate judicial hay que considerar: pago del inmueble, pago de honorarios (estos dependen de cada despacho), pago de escritura, impuestos por traslado de propiedad, impuesto por ganancias entre valor avaluó y valor adquisición, gastos de posesión o lanzamiento y gastos extraordinarios de proceso (copias o notificaciones). 
  • En un remate bancario de cesión de derechos litigiosos, los gastos son: pago de la cesión, costo de escritura de cesión, honorarios del despacho, gastos de preparación de remate, escritura. 

CASO 6. Empresas que no te explican los riesgos del negocio 

Muchas empresas disponen de personas incapaces para explicar a fondo las situaciones que pueden acompañar un negocio de este tipo. Al no saberlas, el cliente estará confiado a que todo va a estar bien. 

Por esta razón, siempre sugerimos al comprador que conozca todos los escenarios posibles para que esté preparado ante una eventualidad.

Durante la ejecución de un juicio, el deudor puede interponer una serie de recursos en defensa de sus intereses y en oposición a lo dispuesto por el juez, lo que puede derivar en un nuevo debate y echar abajo el remate. 

CASO 7. Empresas que no cuentan con un lugar específico para recibir a sus clientes 

Muchas “empresas” dicen contar con grandes portafolios o tener basta experiencia en realizar este tipo de negocios, pero no tienen dónde atender a sus clientes o alegan que sus oficinas están en remodelación. En concreto, no pueden recibirte. 

Desde nuestro punto de vista, ningún negocio puede llevarse a cabo sin esta formalidad previa: tener una oficina, ya que ahí es donde se desenvuelve el trabajo. Es imposible atender estos negocios sin las instalaciones y el personal necesario para diseminar el trabajo. 

Es por esto que pensamos que quien pretende atender tu asunto en una mesa de restaurante, nunca podrá ser considerado serio. El típico “negocio de Sanborns” resulta risible. 

En nuestra experiencia, los “clientes” que nos han forzado a atenderlos fuera de nuestras oficinas, nunca han concretado negocios con nosotros.

Consideramos que estas “salidas” son productivas cuando se trata de un negocio ya desarrollado y se agendan únicamente para platicar de los avances del negocio. 

CONCLUSIÓN 

Para REMATES VALDOR, los casos arriba mencionados son los que pueden implicar mayores riesgos para quienes deciden invertir en remates bancarios o judiciales. Por lo tanto, pedimos a nuestros lectores que los tomen siempre en cuenta. 

Para mayor información, comuníquese con nosotros y agréguenos a sus redes sociales, donde quincenalmente publicaremos artículos como este.

Заголовок

Вы можете выбрать стиль текста, его начертание и цвет

Remates Valdor

Con Valdor encontrarás el equipo de trabajo que te ayudará a solucionar cualquier tipo de proceso involucrado con el ambiente inmobiliario. 

Nuestro trabajo es analizar, aconsejar y guiar a nuestros clientes en el camino hacia el éxito de sus objetivos financieros.

­­ 

"SOLUCIONES PATRIMONIALES PARA TU INVERSIÓN"

"SOLUCIONES PATRIMONIALES PARA TU INVERSIÓN"

Redes sociales

Redes sociales

Remates Valdor. Expertos en Remates Judiciales y Remates Bancarios en México.